Hetero Maduras

Rompiendo la monotonía en pareja con la coprofilia


Parte 1
Me llamo Leonardo, esto que les cuento en verdad sucedio hace unos dias, en la ciudad mas grande del mundo, el Distrito Federal de México, donde tambien nací. Estoy perdidamente enamorado de mi esposa Valeria, siempre he procurado hacerselo saber, pero pasado un tiempo deje de demostrarselo. Val trabaja, en los ultimos 3 años ha ganado mucho dinero, y no ha necesitado acostarse con sus jefes o cosas asi apesar de ser muy hermosa (no les vendre con los cuerpos exhuberantes, simplemente es hermosa dentro de lo normal que existe en México).

Despues de tanto tiempo de cierta distancia decidi que seria bastante bueno organizar algo para demostrarle que la aprecio y en verdad la amo, asi que en un par de ocasiones intente preparar una rica cena, pero como la cocina no se me da terminaba el dia sentado en un sillon viendo la tele esperando hasta que llegara y ella preparara la cena, como cualquier otro mexicano. Lo que aun no entiendo es porque apesar de mi comportamiento tan desconsiderado ella seguia siendo tan linda conmigo, tiene un cuerpo hermoso que parece menor a nuestros 27 años, parece casi preparatoriana, he recorrido su cuerpo infinidad de veces, y sin embargo sigue siendo tan exigente en la cama y seguimos disfrutando del sexo tanto como si fueramos adolecentes que lo hacen en sus primeras veces.

Quienes vivan en el DF deberan haber oido a Giusepe Amara y Hernesto Lamoglia (como quiera que se escriban) donde oi un caso donde una pareja muy enamorada se separo finalmente por aburrimiento, o sea, que me llego un fuerte aviso de que en verdad debia hacer algo con mi relación.

Primero limpie la casa y la “adorne” diferente, queria que cenaramos y luego tuvieramos alguna aventura, algo diferente a lo que normalmente hacemos ella y yo, me urgia terminar con la monotonia y la rutina, lo que no me imaginaba es que en realidad seria ella la que lo haria, sigan leyendo…

Como soy pesimo en la cocina, recorde el restaurante donde le pedi matrimonio, asi que hice reservaciones para una buena cena, nosotros vivimos en la zona poniente del DF, el restaurante en cuestion esta algo lejos, en la salida a Queretaro, pero el viaje valia la pena. Por primera vez en mucho tiempo me sentia bien, animado, me hice un corte de pelo diferente al acostumbrado, me di un buen baño, me razure, me vesti para la ocasión sin llegar a algo muy formal, pantalon de gabardina, una camisa negra sin cuello, boxers de seda negros, le compre una docena de rosas rojas, todo listo.

Con su ropa de la oficina, una falda apretadita gris arriba de las rodillas, medias, y una blusa blanca, pero lucio aun mas hermosa cuando me regalo una bella sonrisa al ver todo lo que habia hecho.

-“Caray!”, dijo al cerrar la puerta, “¿Que celebramos?”

-“Lo que quieras…”, dije, “en La Mansión de la salida a Queretaro”

-“Vaya! La Mansión! entonces si que celebraremos”

-“Preciosa, es mi manera de demostrarte cuanto te aprecio y te amo…” y le di un apasionado beso

Nos subimos a su carro (un Jetta 4 VR6 con interiores en piel, nuevecito), yo iba manejando, despues de unos minutos de camino me dijo que queria ir al baño, que le urgia orinar, para mi verla orinar no era extraordinario, algunas veces ella o yo pasabamos al baño sin cerrar la puerta, aunque ella parecia tener cierta fijación con esto, ya en un par de ocasiones habia tenido problemas con “un zipper atorado” terminando por orinar en la regadera, pero con la ropa puesta. Cuando esto pasó me di cuenta que era intensional, me preguntaba que mas seria capaz de hacer.

Total, estaba buscando una gasolinera.

“Todo bien linda?”, pregunte,.

“Estare bien, pero en serio necesito el baño, cereal en el desayuno, yogur en la comida mas las prisas normales de la ciudad, creo que en todo el dia no he pasado al baño” contesto con cierta cara de preocupación.

-“Mira, podemos detenernos en el centro comercial”

-“No, estare bien, prefiero la gasolinera, en el centro comercial son muy pesados con esto”

Hasta ahora nada erotico cruzaba mi mente, solo me preocupaba el bienestar de mi esposa. Despues de unos minutos mas llegamos a una gasolinera, ella corrio al baño mientras yo aproveche para cargar gasolina al carro. Pero para mi sorpresa Val salio muy rapido del baño y se metio al carro.

-“¿Tan rapido!?”

-“El lugar esta sucio, apenas abri la puerta del inodoro habia algo por todo el lugar, como si alguien con diarrea lo hubiera ensuciado intencionalmente.”

-“Que mal!”, fue lo unico que pude responder, preocupandome aun mas.

-“Estaba sucio el asiento, las paredes, todo.”

-“¿que hacemos? ¿pedimos que te dejen entrar en la oficina?”

-“Estare bien, no pienso mojar mis calzones” me dijo con una cara picara

-“¿Segura?” yo no terminaba de entender

-“Por favor! no soy una niña, puedo manejar mis necesidades!!”

-“Bueno, bueno… no te enojes”

Seguimos el camino al restaurante, Val se quedo muy callada. Llegamos al restaurante, ella corrio al baño y descanzo.

-“¿Estas bien? ¿Quieres quedarte?”

-“Claro!”

Tomamos asiento, cenamos delicioso, ella aprovecho que yo venia manejando y bebio muchos cockteles diferentes pero con muy poco alcohol, no llego a estar ni un poco ebria, medias de seda, piña colada, de todo. Mientras cenabamos las miradas insinuantes, los roces, las frases cargadas de erotismo, todo era una sesión mas que romantica, en la que la mesera supo mantener su distancia. En mi interior sentia que lo que queria lograr estaba saliendo de mil maravillas. Ella ceno mariscos y yo un delicioso corte de carne de carnero. Y ella bebia ahora naranjada, que fue lo unico que yo bebi toda la velada.

La cena termino, platicamos mucho, estuvimos como novios, yo estaba feliz, todo salio como yo queria.

EL regreso a casa se supone que debia ser mas sencillo, pero el trafico era mucho, asi que Val termino quedandose dormida.

Estabamos en pleno trafico, como a medio camino de regreso a casa, en una supuesta via rapida (que son en realidad las mas lentas) cuando Val desperto algo sobresaltada

-“¿Donde estamos?”

-“camino a casa…”

-“Leo, tengo que ir al baño…”

-“Aguanta un poco, ahora mismo busco como salir de este trafico”

Ella se sonrojo un poco, se removio en el asiento, apreto sus manos

-“Tengo que hacer *popó…” susurro…

-“Tranquila, ahora mismo te sacó de aqui”

Ella murmuro algo, empezo a respirar agitado

-“no… n-n-no puedo… ya no aguanto…”

Yo me sentia apenado, no sabia que hacer, derrepente Val pujo un par de veces

-“se me sale…”

y un inconfundible olor intestinal lleno al elegante Jetta, yo me enoje, no se porque o como, pero me sentia enojado

“Que haces!? Te tiraste un pedo o que!?” .

Baje la ventanilla, y ella empezo a reir nerviosamente

“esto no esta bien..”, dijo ella, “no fue un pedo”, siguio, “me estoy cagando en los calzones!”.

Ella enderezo el cuepo, se sujeto de tal forma que su trasero quedo sin tocar el asiento, y los volvio a hacer, solto una gran “carga” en sus pantaletas. Estuvo asi un minuto, yo pase del coraje al extasis demencial!.

-“no me puedo sentar”, dijo, “tengo el calzon todo lleno”

Se sento apoyando su peso de lado, quedando con la cara sobre mi ahora erecto pene

-“le llevas un salami al perro o solo es que te da gusto verme?” me pregunto.

-“preciosa, esto es lo mas morboso que me ha pasado…” fue lo unico que pude decir

-“en serio? que tal esto…”

y una vez mas, pujo, pude oir un par de pedos mofleteros y el clasico sonido pastoso propio de cuando la mierda pasa por el culo. Y lo repitio, una tercera vez, empezo a pasar su cara por mi erección sobre mi pantalon.

-“No se que es peor, cagarme en las pantaletas o descubrir que eres un degenerado…” me dijo

Ella empezo a lamer mi verga sobre el pantalon, sentia caliente y humedo.

Para aumentar el morbo encendi la luz del interior del carro, y lo vi, ella estaba tocando su falda, sobando el suave y humedo bulto en sus pantys. Me imagine que pasaria si chocaramos, nos encontrarian, literalmente, hechos caca. Val pujo mas mierda a sus calzones.

Por fortuna llegamos a casa sin que tuviera necesidad de detenerme, mis pantalones estaban mojados sobre mi ereccion con la saliva de Val!. La ayude a salir del carro, cuando abrio las piernas puede ver la mierda que alcanzo a salir por los elasticos de su pantaleta. Caminamos dentro de casa, derechito al baño. Me desvesti como de rayo, mientras Val seguia con ese “peso” adicional dentro de su calzon. Era el turno de Val, su blusa tenia una mancha humeda y cafe en la espalda, se la quite dejandole el brassiere, su falda estaba arruinada, la quite y vi su pantaleta rosa satinada con pequeñas flores rojas, llena, cargada, colgando, atascada con olorosa y humeda “popó”. Un gran bulto callo al piso con un sonoro “splat”, Val entro en la tina solo con sus tacones. Abri el agua, y nos dimos un buen baño el uno al otro.

Puede parecer asqueroso para algunos, puede parecer bizarro para otros, la realidad es que ella se llevo la noche, ella fue la que hizo algo verdaderamente distinto, llegamos a un punto donde vivimos con una combinación de confianza-erotismo-morbo al que muy pocas parejas pueden llegar.

Parejas del mundo, prueben cosas distintas, confien en que el otro quiere darles placer y dejense amar.

Quiero saber su opinion, esto no lo hemos vuelto a hacer, pero quien sabe que sea lo siguiente que probemos.

Parte 2
Bueno, otra vez aqui. Tal vez ya hallan leido el relato anterior, Val no sabia que les habia relatado lo que hicimos en su carro (lean “Rompiendo la monotonia” aqui mismo en Marqueze.net) pero cuando se entero primero se puso furiosa, pasando de inmediato a un tremendo extasis, cree que ahora la mitad del mundo sabe que cagó su pantaleta, pero lo que es mas, descubrio que es una exhibicionista porque cree que la gente en la calle puede saber que somos un par de calientes y cree que la ven todos los hombres con ojos de deseo, lo que de antemano sabemos que no es cierto, pero que la pone calientisima.

Lo que no les dije en el relato anterior fue que empezamos a bañarnos mutuamente y sin poder mas cogimos como poseidos, ella se tomo de las llaves (grifos) del agua ofreciendome sus lindas nalguitas con ese “incontrolable” culito luciendo presuntuoso entre ellas. A mi me causaba un morbo como nunca el ver y tocar ese culito que minutos antes nos habia llevado a la situación que estabamos viviendo ahora. Pero la cosa no termino ahi, imaginen la situación al llevar al precioso Jetta 4 VR6 (negro) al lavado y hacer especial enfasis en que hicieran un buen lavado en los interiores, debierón ver la cara del lavador al abrir la puerta del carro y persivir el inconfundible olor intestinal que seguia invadiendo el interior, definitivamente debio sospechar algo.

Ahora, hace un par de dias, probamos algo nuevo, algo simple, pero efectivo. Como les dije, ahora a Val le causa placer descubrir que la observan, lo que no dudo que sea cierto, pero tampoco sea algo extraordinario, aqui en México todavia hay cosas que son tabú, asi que pensar en que algun hombre o mujer nos observaran en la calle mientras nos metiamos mano hubiera sido un riesgo, y las cosas aun serian peor si lo llevabamos a mas, asi que usamos un ojo electronico, una web cam.

Ella y yo somos ingenieros en sistemas computacionales, ella trabaja en una empresa internacional de mayoreo de partes de cómputo y yo trabajo por mi cuenta, en casa no hay niños o mascotas, pero si hay bastantes computadoras, tenemos 3 pcs (2 yo y 1 ella) y el juguete consentido de ella, una iMac Graffito, asi que compramos una web cam (camara de internet) para cada una de ellas y pensamos en una cyber-travesura, algo laborioso pero excitante.

Nuestra casa es algo amplia, asi que preparamos una recamara que teniamos sin uso y pasamos nuestra cama para alla y la colocamos al centro, luego pusimos cada una de las computadoras en cada uno de los lados de la cama, con sus bocinas, sus microfonos y lo mas importante, las web cams y preparamos una de las computadoras para que compartiera la conexion a internet con las demas.

A partir de ahi empezo la diversión, en la noche del viernes, despues de trabajar, como a eso de las 9 pm conectamos las 4 computadoras a internet y entramos a diversos salones de charla de sexo, la “misión” era simple, encontrar 2 hombres y 2 mujeres, de cualquier lugar del mundo, excepto México, con mucho ingenio y que pudieran vernos y nosotros a ellos. Y las hormonas ya estaban haciendo su trabajo, Valeria y yo estabamos solo con ropa interior, ella con un coordinado de bra y pantaleta blancos satinados y yo con un boxer azul oscuro de cuadritos, pasamos aproximadamente 2 horas buscando a los “elegidos”. Finalmente optamos por un argentino, un gringo, una hermosisima española y una mujer uruguaya, todo un cuadro de gente caliente…

Nuestras hormonas estaban a tope, finalmente nos sentiamos verdaderamente observados, 4 ojos electronicos, 4 personas pendientes de lo que haciamos, y Valeria y yo tan o mas excitados que ellos mismos. La función empezo con su insinuante baile de ella sobre la cama, sus curvas lucian hermosas bajo esa suave y fina tela brillante, los labios de su panochita se apresiaban perfectamente bajo la panty, sus nalgas estaban sensualmente aprisionadas por la tela, sus tetitas se movian seductoramente, las expresiones de nuestros “acompañantes” empezaron a sonar en la recamara, silbidos, gritos, expresiones obscenas, todo, ella tenia una cara de lujuria, extasis y placer como pocas veces le he visto.

Yo no aguante mas, asi como estaba ella, de pie en la cama, me abrace a su cintura y empece a lamerle el chochito sobre la pantaleta, la pantaleta la habia usado en el transcurso del dia, asi que quien le alla chupado el chochito a su mujer despues de un arduo y caluroso dia de trabajo sabra que es lo mas delirante y excitante que una boca humana puede degustar. Ella estaba con la mirada perdida, gozando el tacto de mi boca en su chochito, dando suaves gemidos y sonidos guturales, creo que queria decir algo pero el placer no se lo permitia. A nuestro alrededor, en los monitores de las computadoras nuestros mirones estaban delirando con la visión que les ofreciamos, ella de pie en la cama con la mirada perdida, y yo abrazado a su cintura, sobando sus nalgas y lamiendo su panochita.

Lentamente retire su pantaleta, ella se aproximo a las web cams y les mostro uno por uno a nuestros espectadores su vellito pubico y sus nalgas acercando su cadera a cada web cam, mientras yo me quitaba el boxer y me tendia en la cama, ella al terminar su recorrido se tiro sobre la cama y empezo a lamerme la verga, escupio sobre de ella, esparcio su saliva con la mano por todo mi pito, y empezo a chuparlo y lamerlo mientras se seguia sobando su clitoris, mi duro pito, mis peludos huevos, todo paso por su boca, sentia como me los llenaba de su saliva, asi siguio hasta que me llevo al maximo, le adverti que si seguia terminaria en su boca asi que aparto su boca, pude sentir como el vientecillo tocaba mis huevos y mi verga, ella se dedico a darme suaves besitos, me besaba las ingles, me besaba los huevos, me besaba la punta de la verga.

Ella derrepente se puso nuevamente de pie, con un pie a cada lado de mi cadera, asi que yo con simplemente sentarme en la cama quede encarado con su inundado chochito, el cual suavemente abri con mis dedos y lance mi lengua a chupar con fuerza su clitoris, ella gemia mucho, creo que hasta lo hacia mas fuerte para que nuestros mirones la escucharan claramente, mi boca recorria todo su chochito, lamia sus labios vaginales mientras con la nariz frotaba su clitoris, mis manos sobaban con fuerza sus nalgas, las abria y las apretaba, ella solo podia sujetar mi cabeza fuertemente, yo con los dedos tocaba su culito, el placer era delirante, las personas que nos miraban por las camaras estaban centrados en su propio placer, el gringo tenia un pito descomunal como de 25 cm al cual enfoco su camara, asi que a nuestra derecha quedaba la visión de un pitote siendo masturbado.

Creo que fue la mujer española, el asunto es que oimos una voz que me ordeno :

“venga, ensartala ya!” .

Asi que obedientemente me puse en pie, ella subio una pierna alrededor de mi cadera, yo deslisaba mi verga sobre su chochito pero sin llegar a penetrarla hasta que no pude mas y se la meti. Mi verga entraba y salia de su chochito, mientras le chupaba las orejitas y le lamia el cuello, mis manos la sujetaban por las nalgas, ella vencida por el placer planto sus pies en la cama lo que causo que su peso hiciera que mi verga entrara hasta el fondo de su vagina y su clitoris se estimulara con mucha fuerza, estabamos al borde del orgasmo, ella chorreaba mucho de la puchita, mis huevos estaban mojados de su flujo, sus liquidos corrian por sus ingles, derrepente senti mucho flujo, mucho mas de lo que normalmente se podria esperar durante un orgasmo, y con sorpresa vi que lo estaba haciendo de nuevo, se estaba orinando con mi verga dentro de ella, el orgasmo fue unico, los espasmos de placer nos tumbaron sobre la cama, todo era un concierto de gemidos, creo que los 6 (ella, yo, y nuestros “visitantes”) nos corrimos simultaneamente. Como abran notado no usamos protección, ella no toma pastillas y yo no me puse condón, queremos que ella quede embarazada.

Nuestra cama estaba toda mojada, de sudor, fluidos y sus orines. Estando tumbados en la cama nos abrazamos, yo recorria su cabello con mis dedos, ella hacia rizos con el vello de mi pecho (creo que no lo he dicho, soy muy peludo del cuerpo), en los monitores de las computadoras podiamos ver a nuestros mirones disfrutando del espectaculo que estabamos dando Val y yo.

Pero subitamente paso algo no previsto, sesó el suministro de energia electrica!!! (bueno, se fue la luz, hubo un apagon), asi que, el espectaculo termino sin aviso, y la intimidad volvio a nuestra recamara. Pasarón 30 min aproximadamente, cuando estabamos listos para rematar nuestra deliciosa sesión sexual, solos ella y yo.

Ella tomo nuevamente mi verga en su boca dejando su panochita en mi cara, el olor era unico, olia a “hembra en celo que acababa de orinar”, disfrute el sabor de su intimidad, su olor, su tacto, ella chupeteaba suavemente mi pene y mis huevos, la oscuridad con la media luz de la luna le daba a la habitación un ambiente muy romantico.

Me sente en la cama, la tumbe bocarriba, puse sus piernas en mis hombros y le meti la verga, cogimos a un ritmo suave, cadencioso, disfrutando cada rose, hablamos, nos besamos, hasta que nos volvimos a venir juntos, nuestros flujos se mezclaron en su interior, fue un orgasmo suave, prolongado, placentero. Al terminar, en cuanto saque mi pene de su interior la tome de la cadera y la levante dejando su cuerpo de cabeza, ella un tanto confundida me pregunto

-“¿una nueva posición?”

-“No, quiero que mi semen llegue bien adentro de ti y no salga, quiero embarazarte” respondi yo

la arrastre por la cama hasta la cabecera y asi se quedo algunos minutos

despues simplemente nos abrazamos y nos dormimos, asi, desnudos, sobre la cama aun mojada, y en la suave luz de la luna, la electricidad no regreso sino hasta el otro dia.

En la mañana siguiente, como era sabado y ninguno de los dos teniamos que trabajar, despertamos a media mañana y asi, desnudos y con restos de semen, sudor y orines secos sobre nuestra piel bajamos a la cocina a desayunar. Fue una noche inolvidable.

¿Como puedo recordar los detalles? simple, esa misma noche ademas de las web cams habia una camara de video normal con bateria de larga duración escondida en una esquina de la recamara grabando cada detalle de nuestra velada. Supongo que ese video dara pie a nuevas y excitantes experiencias.

Ahora estoy seguro, llegamos a un punto donde vivimos con una combinación de confianza-erotismo-morbo al que muy pocas parejas pueden llegar.

Parejas del mundo, prueben cosas distintas, confien en que el otro quiere darles placer y dejense amar.

Leave a Comment

/* ]]> */

Online porn video at mobile phone


relatos eroticos con mi madrenarraciones eroticasrelatos de incesto gratiscogiendo con mi alumnarelatos gay sexrelatos eroticos con mi esposarelatos reales eroticosrelatos eroticos de amor filialrelatos eroticos cunadorelatos transexualesrelatos gays eroticoslo mejor de zoofiliaporno africanoscogiendo con la amiga de mi mamaxexo con animalesrelatos de incestosexo con mi abuelorelatos eroticos sirvientarelatosde incestorelatos pormorelatos eroticos con viejoshistorias de insestorelatos porno con fotossexo con vecinasexo con animales pornorelatos eroticos mi comadrerelatos eroticos calientestuve sexo con mi suegrame coji a mi hermanitarelatos erotocosrelatos eroticos cochinaditasrelatos de sexo analporno relatosrelatoseroticossexo en el metro xxxrelatos eroticos transporno de perros con mujereseroticossexo con la madre de mi amigorelatos eroticos colegialaseroticosrelatos eroticisrelatos eroticos interracialmujeres calientes en el metrorelatos eroticos gay sexo sin tabuesrelatos eroticos romanticosmonja cogiendocompartiendo a mi mujerjovencitas teniendo sexo en la escuelarelatos de cogidasrelatos eroticos mi sobrinitarelatos eroticos gay gratissexo con mi prima relatosrelatos eroticos gratisxxx de monjasescuchar relatos eroticosrelatos gay con heterosrelayos eroticosla mama de mi mejor amigo xxxrelatos eroticos de inyeccionesporno sexo con animalesmonjas cogiendosexo bisexualtumejormaestrarelatos eroticos de secretariasrelatos eroticos nene gayrelatos eroticos de lesbianasrelatos erotucosrelatos eroticos en el transporte publicorelatos de esposas putasrelatos eroticos mas recientesrelatos eroticos de cornudoscuentos relatos eroticosrelatos eroticos recientesporno diario gratisrelatos de sexo en el metrolesbianas virgenesrelatos porno gay gratisrelatos eroticos de esposasmujeres sexo con caballosincesto papa hijasexo en el metro xxxsexo romantico gratisperros pornorelatos eroticos de doble penetracion