Hetero Jovencitas

Profesora de baile se folla a su alumno


Antes de empezar me gustaría presentarme, me llamo Mª Angeles, tengo 29 años y soy profesora de una Universidad Española. Esto fue lo que sucedió no hace mucho al acabar una monótona jornada de Viernes

Yo llegué a mi despacho hacia las 14:15 h. y, como solía hacer, puse algo de música. Estaba organizando algunas cosas con el ordenador cuando alguien tocó a mi puerta: – Pase – dije sin ni siquiera mirar la puerta. La puerta se abrió y apareció un joven de 19 años, alto, fornido, moreno de ojos y piel y algo inseguro.

<< ¡ Hola! >> dijo y esbozó una ligera sonrisa.

Le invité a pasar de nuevo. Con tantos alumnos no le reconocí y al preguntarle por el curso me respondió que estaba en Segundo. Seguía sin acordarme de aquel chico y por ello me quedé fijamente mirándole y perdiéndome en sus ojos negros.

Me dijo que tenía una duda sobre la clase de hoy y le aconsejé sacar los apuntes para así poder ayudarle mejor (por aquel entonces ya se me iban ocurriendo otras formas de ayudarle). Los puso sobre la mesa y comenzó a hablarme de su problema mientras yo me clavaba en sus ojos y sus labios.

Conseguí enterarme poco de sus dudas y, como todo profesor, me anduve por las ramas intentando explicarle aquello. De repente, levanté la vista y me cercioré de que él estaba mirando hacia abajo, pero no hacia el folio precisamente. Parecía congelado y como no pensé que mirase mi colgante deducí que estaba observando mi escote. – ¿Qué miras? – le dije – – Nada – se apresuró a decir él. Me reí, me levanté y cerré la puerta. Me di cuenta que miró mi culo al pasar y por eso me decidí a darle algo de caña al jovencito moreno. – ¿Sabes lo bueno que es liberar tensiones antes de estudiar? – le pregunté.

El asintió.Me encaminé hacia el cassete y puse una cinta de la que empezaron a emanar unos ritmos salseros que me hacían enloquecer. Le invité a bailar y él, muy tímido, aceptó. Comenzamos a danzar cada vez más pegados hasta que me dí cuenta que el colocó las manos sobre mi culo. – ¡Vaya, después de todo no es tan tímido! – pensé, pero sólo le miré. Cuando él se fijo en que yo le estaba mirando apartó las manos y contrariado se alejó un poco. Se apoyó contra la mesa y se quedó observando como yo bailaba. Poco a poco me fui acercando y bailé sinuosa-mente junto a él. – Me va a poner cachondo profesora – me dijo. – – ¿Sí, y que vas a hacer? ¿Tocarme el culo? – le respondí. Se ruborizó y se disculpó, pero yo seguí bailando más cerca suya. Me pegué a él y ahora fui yo quien cogí sus manos y las coloqué bajo mi falda, en mis nalgas. Seguía insinuándome, tocándole su pecho. Le quité la camisa y palpé su cuerpo, lo que pareció encantarle.

Poco a poco empecé a chuparle el cuello, los hombros, el pecho, los abdominales marcados… hasta que mi mano se metió bajo sus pantalones y tocó su pene. Estaba caliente y duro y, al bajar la cremallera con la boca, salió al instante, tan glorioso, proporcionado, perfecto,.. Hacia 10 años que no veia un pene de un chico de 19 años, desde aquel día de Mayo en que mi primo y yo…bueno, eso es otra historia. El caso es que estabamos los dos ahi y yo tenía el control sobre su pene. Lo masturbé un rato y luego me lo lleve a la boca. Lo empecé a lamer, primero el glande y luego un poco más. Seguí succionando un rato y masturbándolo otro.

El placer era inmenso. Yo me lo tomé con calma hasta que el empujó mi cabeza y me lo tragué todo. Comencé a chuparlo violenta-mente agarrándome a sus nalgas. El me quitó la camisa y vio mis pechos. Me pidió si podía colocar su pene en mi canaleta. Yo sonreí y aprisioné su miembro en mi 95 de pecho bien puesto, nada caido. Acto seguido me levanté y me bajé la falda poniendo mi culo frente a él.

Palpó mis nalgas y me bajó las bragas. Yo estaba muy caliente ya y es lógico que el también. Me agarré de la mesa y coloqué una pierna sobre una de las sillas. El agarró mi cabeza y me metió su pene duro en mi húmeda cueva.

Gemí de placer.

Parecái no tener mucho experiencia pero su dotado pene hacia el resto.

Mientras me estaba penetrando y sacudiéndome de gusto, se inclinó y me agarró las tetas. Yo le acompañaba con el movimiento de las nalgas. Tras un rato, decidí cambiar de postura y al darme la vuelta volví a ver aquel pene y caí de nuevo en la trampa: lo volví a chupar. Me sorprendió que aguantase tanto, que no se hubiese corrido ya, debe de ser que se mataba a pajas y tenía los huevos en reserva. Mejor. Después le dije que se esperase. Me tumbé en la mesa y abrí lentamente las piernas dejándo entrever mi afeitada vagina. Le indiqué con el dedo que viniese. Alli colvió a penetrarme y yo coloqué mis piernas en sus hombros. Noté que iba cogiendo ritmo el asunto.

<< ¡¡¡Más, más, más!!!>> le decía.

Seguia aguantando y el acabó por sentarse en la silla.

Fui a por él y me propuse que aquel joven no podía aguantar más a una mujer como yo. Salté sobre su pene como una yegua en celo mientras el agarraba mis nalgas. Yo cada vez estaba más salvaje y fuerte cuando el orgasmo vino hacia mi. Fue un inmenso placer, me encontraba en otro mundo, en un clíimax cuando oí:

<> era él.

Salté rápido y me salí.

Me aparté el pelo de la cara y llevé su pene a mi boca. Mi lengua y mis labios comenzaron a hacer su trabajo y no taradaron en sentir la recompensa de aquel líquido. Él gritó de placer y yo me sentí reconfortada. Allí seguí pegada un rato después de que se corriera, comprobando como aquel heroico pene se hacía pequeño en mi boca. – Fue maravilloso- dijo él – – Ha estado bien- repliqué yo, quitándole hierro al asunto, aunque en realidad había disfrutado como hace mucho que no lo hacía. Mª ANGELES Nota: espero ver mi relato publicado pronto.

Leave a Comment

/* ]]> */

Online porn video at mobile phone


relatos eroticos semenrelatos eroticosrelatos gay gratisrelatos eroticos mi sobrinitaporno de todo tipoxxx bizarrohistorias de sexo gayrelatos eroticos infantilesporno relatoshistorias hotrelatos eroticos dinerosexo con perros xxxvesinas calientesrelatos erotocosrelatos eroticos putitarelatos sexososrelatos primera vezrelatos eroticos romanticosrelatos de sexo xxxsexo con jovencitas virgenescojiendo a mi maestrarelatos porno gratisnovelas xxxcojiendo a mi secretariarelatos sin taburelatos zoofilicosrelatos eroticos la mama de mi amigosexo con amimalesporno diario gratisrelatos swingersmi mujer es una putarelatos de sexo xxxrelatos eroticos mi primarelatos eroticos masajessexo bisexualrelatos eroticos con mamasexo con una colegialarelatos sexo incestorelatos eroticos mi primahistorias de incestosrelatos eroticos baksexo de animales con mujeresrelatos eroticos marquezrelatos eroticos primera vez gaysexo con casadarelatos eroticos blogrelatos gay con heterostuve sexo con mi primahistorias eroticas de incestorelatos pornograficostodo relatos eroticoscojiendo a mi alumnazoofilia de caballosrelatos porno con fotosrelatos de eroticosteniendo sexo con animalesrelatos eroticos de maestrasrelatos eroticos borracharelatos sexysrelatos eroticos mi cunadohistorias sdparelatos eroticos}relatoseroticoszoofilia mexico xxxme cogi a mi primami primera vez xxxrelatos eroticos infidelidadrelatos eroticos lesbicoszoofilia con caballospor el culo a mi suegrarelatos eroticos cornudosrelatos gay heterorelatos eroticos de incestosrelatos eroticos insestorelatos gays eroticosrelatos eroticos para adultosrelatos eroticos mp3lesbianas sensualesrelatos eroticos con viejosperro lame vaginanarraciones eroticasrelatos eroticos masajesrelatos eroticos para hombreszoofilia gifcompartiendo a mi esposa xxxporno su primera vezgine xxxrelatos erotikossexo con mi suegrami prima xxxrelatos xxx gayrelatos eroticos todo relatosrelatos eroticos jovencitasrelatos eroticos de compadresrelatos eroticos adolescentesrelatos eroticos metroxvideos relatos eroticossexo con sirvienta