Hetero Maduras

Primeras vacaciones del matrimonio (Historia de travestismo)


Mi nombre es Laura, tengo 28 años, soy rubia natural y según dicen los hombres estoy muy bien, desde hace dos años estoy casada con Luis, él si está muy bien y en la cama nos entendemos a la perfección así que nunca me había planteado que algo como lo que voy a contar pudiese pasarme a mí.

Todo comenzó el verano pasado, durante mis primeras vacaciones con mi marido, fuimos en el mes de julio a una pequeña localidad en la costa cantábrica donde alquilamos un apartamento.

El segundo día de nuestra estancia fuimos a la playa pronto, con lo que estabamos prácticamente solos, al cabo de unos quince minutos, junto a nosotros se colocó una pareja, ella morena, mediría 1,75, con unas largas y preciosas piernas, buenas tetas y al decir de Luis el mejor culo que había visto en mucho tiempo, vestía un curioso bikini negro ya que la parte de abajo era una minifalda de lycra que cubría justo la braguita del bikini a la que iba unida, el chico tampoco estaba nada mal, pelo castaño claro, ojos verdes y buen tipo, aunque un poco delgado para mi gusto.

Al rato se presentaron como María y Pedro, no estaban casados y vivían, como nosotros en Madrid. Hicimos buenas migas y, en seguida, los chicos descubrieron que ambos tenían el mismo gusto por la montaña así que organizaron una excursión a las montañas.

Llegado el día salieron temprano, nosotras decidimos pasar la mañana en la playa, comimos en nuestro apartamento y después nos tumbamos sobre la cama para dormir la siesta, María se durmió en seguida, yo estaba boca arriba y ella, en una vuelta, apoyó su mano en una de mis tetas, entre el vino, la conversación subida de tono de la comida y el roce de su mano empecé a notar cierta calentura, sin poderlo remediar una de mis manos empezó a acariciar el pezón libre mientras lentamente la otra se dirigía a mi entrepierna, una vez allí rocé suavemente el clítoris, después introduje dos dedos en mi almeja empapada.

Tenía los ojos cerrados y disfrutaba el placer que me estaba proporcionando cuando..

-¿Te ayudo?- Dijo María al tiempo que su mano pellizcaba mi pezón.

Por única respuesta acerqué mi boca a la suya y nuestras lenguas se fundieron en un húmedo beso en tanto mi amiga me quitaba el sostén y acariciaba mis pechos, lentamente deslizó sus manos hasta mis caderas y bajándome el bikini me dejó completamente desnuda.

-Voy a follarte, pero harás lo que te diga-

susurró a mi oído a la vez que ataba mis manos a la cama con el cinturón del albornoz, luego incorporándose se desprendió de la parte superior de su bikini dejando al descubierto dos hermosas tetas que yo me moría por besar, lentamente desató el pareo que llevaba en la cintura y vendó mis ojos con él.

Yo, más caliente a cada momento que pasaba, esperaba su siguiente paso, noté sus besos en mis pechos y luego su lengua empezó a jugar con uno de mis pezones, suspiré y sus dientes se cerraron suavemente sobre él mientras pellizcaba el otro, un intenso orgasmo me inundó bruscamente cuando dos dedos invadieron mi mojada almeja; mi amiga no se detuvo y mientras sus dedos seguían perforándome el coño, su boca bajó al encuentro de mi hinchado clítoris, que tomó suavemente entre sus labios para después propinarle suaves lengüetazos que me enloquecían de placer.

-Fóllame el culo con tus dedos – pedí entre jadeos.

Aprovechando el flujo que resbalaba de mi coño y mientras sus dedos índice y corazón seguían en mi almeja el anular y el meñique fueron introduciéndose en mi ano.

-Más fuerte, jódeme, si, asííí..- grité a punto de correrme otra vez, pero necesitaba algo más.

-Abre el segundo cajón de la mesita- la pedí.

-Un consolador para poner en la cintura. ¿no tienes bastante con la polla de tu marido?- preguntó María al ver el juguete de látex.

-Cuando Luis me da por el culo me lo meto por el coño y después enculo a Luis con él y, ahora,

¿quieres ponértelo y follarme?- contesté muy excitada.

María me puso el consolador en la boca, lo llené bien de saliva, mi amiga se incorporó, imagino que para ponerlo en su cintura, luego levantó mis piernas bien abiertas y me perforó el ano de una sola embestida.

-¿Lo tienes bien adentro zorra?

-Siii, fóllame- respondí

-Entonces ahora te meto el consolador por el coño ¿es así como lo hace Luis?-

y diciendo eso introdujo algo en mi almeja y empezó a moverse, la doble penetración me hizo correrme al momento, María desató mis manos, dejó vacíos mi coño y mi culo y, por último, retiró la venda de mis ojos, ante los cuales tenía una hermosa polla de carne de unos 18 cms y un grosor considerable (ahora entendía el peculiar bikini) ya que María era una preciosa transexual (hablaré de ella en femenino por que se considera así).

Pasada la sorpresa inicial, la tendí en la cama y acerque mi boca a la suya, lentamente bajé hasta sus generosos pechos que besé y lamí hasta llegar a sus pezones, seguí bajando mi boca hasta su nabo que, primero, besé y lamí para después tragármelo hasta las bolas, que acariciaba con mi mano, hice una pausa con la mamada para lubricar su ano con la lengua y continué chupando aquella polla que acababa de follarme mientras dos de mis dedos se enterraron en aquel ojete perfectamente depilado, mi amiga estaba a punto de correrse de modo que me puse el consolador en la cintura y levantando sus piernas lo intoduje en su culo empezando a follarla cada vez más aprisa.

Veía como su rabo se ponía más y más duro, cuando sintió que su orgasmo se acercaba dirigió su polla hacia mis pechos y en seguida un espeso chorro de semen salpicó mi cuerpo, mi amiga se incorporó y con su lengua fue recogiendo aquel licor que compartió conmigo en un húmedo beso, permanecimos acostadas un buen rato hasta que ella se fue a su habitación.

Cuando Luis llegó por la noche no le conté nada de lo ocurrido.

Leave a Comment

/* ]]> */

Online porn video at mobile phone


relato soy enfermera no putarelatos eroticos espiandorelatos sexososrelatos eroticos padre e hijaporno con la amiga de mi mamacogiendo secretariassexo mujeres con perrosporn relatoshistorietas pornograficasrelatos eroticos de zoofiliaxvideos relatos eroticosrelatod eroticosbatichica pornocuentos y relatos eroticosrelatos eroticos amor filialrelatos eroticos de gayrelatos sexo gayla monja xxxmi papa desnudorelatos eroticos esposas infielespenetrando a mi primaxxx eroticarelatos eroticos mexicanosrelatos de incesto gratisporno con la amiga de mi mamarelatos eroticos con imagenesrelatos eroticos}penes de abuelostu mejor maestrarelatos eroticos del marquezrelatos eroticos verdaderossexo oral romanticorelatos de insestomi primo me hace el amor todos los dias y soy hombrerelatos eroticos cornudorelatos eroticos de mujeres infielesrelatos insesto gayla monja xxxrelatos eroticos zofiliarelatos eroticos prohibidosrelatos eroticos transexualesrelatos sexo incestorelatos eroticos filialrelatos eroticos buenosrelatos eroticos con mi papaporno hetero gayincestos gratisrelatos eroticos contados por mujerescuento eroticorelatos eroticos hombresrelatos.pornoxxx relatosme cogi a mi suegrarelatos eroticos de lesbianaszofiliasrelatos eroticos dominacionrelatos eroticos niname coji a mi maestrarelatos eroticos cunadaporno escritosexo con mi primahistorias de insestosuegras cogelonasporno escritoporno de violacionescojiendo a mi primitaxxx historiasrelatos eroticos cunadasexo oral romanticosexo zoofilia gratisrelatos cortos eroticossexo con su primarelatos eroticos todorelatos eroticos gratischicas teniendo sexo con perrosrelatos eroticos ninasanimales teniendo sexo con mujeresrelatos eroticos mi primarelato zoorelatos eroticos de esposas infielesrelatos eroticos calientesrelatos eroticos incesto gayporno diario gratistrios eroticosxxx sexo con animalesrelatos eroticos infielesrelatos eroticos primera vezrelatos eroticos de infidelidadrelatos eroticos madurosrelato erotico incestosuegra analrelatos erotrelatos eroticos de colegialasrelatospornome cogi a la mama de mi amigonovia analrelatos eroticos ninaxxx gay heterorelatos eroticos de comadressuegra nalgona