Hetero Maduras

Doña Pita arreglando su casa


Doña Pita era un ejemplo de fidelidad y pulcritud porque a pesar de sus 56 años seguía siendo una mujer atractiva, con mucha personalidad y con su vestimenta siempre se veía ese toque de elegancia,, su piel blanca y sus elegantes escotes dejaban ver el inicio de sus senos blancos, sus vestidos le dejaban ver su trasero paradito aunque los años ya habían hecho su parte, tenía algo de pancita pero en general era una mujer muy atractiva que llamaba la atención, su esposo dos años mayor que ella (Don Rómulo)era una persona discreta y respetuoso, pero la gente chismosa decían que ya no tenían relaciones sexuales, pero se veían como una pareja muy unida y difícilmente se les podía hablar de una infidelidad o que hubiera una desunión entre ellos.
La casa de Doña Pita tenía en el frente la cochera y abajo del auto quedaba una pequeña parte de césped pero su perrito llamado “tiros” por ser tan inquieto se lo fue acabando poco a poco, llego el día en que se molestó Doña Pita por la tierra que se regaba a lo largo del patio, y por el lodo que se hacía cuando llovía, hasta que un día llamo a su albañil llamado Adrián para que pusiera piso en esa zona. Al otro dia llego temprano Adrián para saber el tamaño de piso que pensaba colocar, llevando a su sobrino que en esos momentos era su ayudante y aprendiz y como ya tenía trabajando algunos meses con él ya sabía algunas cosas elementales y entre ellas realizar un piso resultaba fácil para él.
Ese dia en la mañana prepararon el terreno y solicitaron el material que utilizarían para ese fin y este llegaría en el transcurso del dia. Al otro dia se presentó Gualterio que era el sobrino de Adrián, un muchacho de 1.85 m. de unos 22 años de edad de complexión robusta y atlético, Doña Pita los recibió de vestida como siempre con un toque de distinción en su vestir con un vestido azul semi entallado con su respectivo escote donde iniciaban esos hermosos senos. Adrián le comento a Doña Pita que él tenía un trabajo que realizar y como el trabajo de realizar un piso era relativamente fácil le indico que su sobrino estaba capacitado para eso y le haría un buen trabajo tal vez un poco más lento pero el día de hoy estaría terminado. A Gualterio le impresiono la belleza de Doña Pita pero pensó esas pulgas no brincan en mi petate y se puso a trabajar porque la parte que habían preparado el dia anterior “tiros” lo volvió a destruir, para evitar nuevamente ese destrozo pasaron a “tiros” al patio trasero de la casa, después de hacer eso Don Rómulo se fue a trabajar a su negocio.
Doña Pita tenía 2 hijos pero ya eran casados y vivían en provincia; después de 3 horas de trabajo siempre invitaba a almorzar a Adrián, tenían muchos años de conocerse y ahora fiel a su costumbre invito al sobrino.
Pasa toma asiento, ¿Cómo te llamas?
Gualterio. Doña Pita, así me dijo mi tío que se llama usted?
– ¿desde cuando trabajas con tu tío?
Tengo 8 meses trabajando con él?
¿de dónde eres?

De Michoacán, de donde es mi tío, pero me Salí del pueblo porque mi tata me quiere casar con una prima y yo ni quiero y además nunca he tenido una novia y allá todos tienen un montón de chilpayates y yo quiero conocer otras partes, mis primos ya se fueron al otro lado de mojados y yo no he ido a ningún lado hasta ahora, quiero tener experiencia.
En qué quieres tener experiencia? Gualterio.
En el trabajo y con algunas mujeres, para no hacer el ridículo?
¿ y ya tienes novia?
No, todavía no, hay una chica que parece que le gusto pero no me animo, no sé ni que decir y se me seca la boca y no puedo hablar.
¿Qué muchacho más tímido eres, con ese tamañote y tan torpe? ¿Qué haces cuando te presentan a una muchacha?
Le doy la mano y ya
No le dices nada, no le das un beso, es lo que todos los muchachos hacen. Para esto Doña Pita se acerca a Gualterio y le dice mucho gusto, le da la mano, y cuando se acerca para darle un beso se tropieza con los zapatotes de Gualterio y rebota en su pecho, Gualterio siente los senos de Doña Pita y sin querer se le empieza a parar el instrumento, Doña Pita se siente turbada y se pone nerviosa, hacía mucho tiempo que no sentía nada igual, sintió como una descarga eléctrica suave que hizo que se estremeciera y que la sangre corriera más de prisa por su cuerpo.
¿Te voy a servir Gualterio?
Si Doña Pita, gracias.
Le sirvió unos huevos con jamón, frijoles refritos y totopos, cuando le llevaba el agua caliente para el café que se tropieza Doña Pita de lo nerviosa que andaba y el agua cae en el pecho de Gualterio y en sus piernas.
Que torpe soy grito Doña Pita y rápidamente le indico, quítate la playera para que no te quemes, en lo que Gualterio se quita la camisa, Doña Pita corre por un trapo seco, cuando llega con el trapo, Gualterio ya se había quitado la camisa y dejo a la vista su atlético torso desnudo, Doña Pita lo empieza a secar pero ya empezaba a sentir que por su vagina corrían algunos fluidos. Además Gualterio en lo que secaban su pecho Doña Pita estaba inclinada hacia el frente mostrándole sus exquisitos senos, y eso hizo que se pusiera mucho más caliente.
También quítate ese pantalón que te vas a quemar las piernas, Gualterio ni tardo ni perezoso se lo quita, pero ya para esto tiene el instrumento bien parado, Doña Pita le empieza a limpiar la pierna y entre cada secada disimuladamente le rozaba el macanon a Gualterio.
No había palabras entre los dos, solo se estaba despertando entre ellos un instinto primitivo, lleno de salvajismo puro, a Gualterio ya no le importó nada, se puso de pie, antes de llegar a pararse por completo Gualterio, Doña Pita le acomoda un tremendo beso como si quisiera succionarle la lengua, los dos jadeaban, tenían la respiración entrecortada, se besaban, se tocaban sus partes íntimas.
Con un acto rapidísimo Gualterio voltea a Doña Pita y está en esa vuelta logra subirse el vestido, Doña Pita queda encima de la mesa a 90º, Gualterio lo único que hace es hacer hacia un lado la fina tanga de encaje de Doña Pita, Gualterio ubica su entrada que se encuentra bien mojada, flexiona un poco sus rodillas y deja ir toda su verga en la suculenta vagina de Doña Pita.
Ahhhhh, ahhhhh, A Doña Pita se le salían las lágrimas pero de placer no de dolor y Gualterio bramaba como un toro salvaje, en ese momento Gualterio sentía que tocaba el cielo y para Doña Pita ya no había remordimiento contra la infidelidad que había cometido contra su esposo, la verga de Gualterio entraba y Salía y eso hacia olvidar al esposo de Doña Pita. En eso Gualterio grito, se estaba viniendo y Doña Pita tenía un orgasmo, ambos se contorsionaban de satisfacción, fue un encuentro salvaje lleno de erotismo de una entrega de dos cuerpos desesperados.
Él se separó con la verga chorreante y ella se quedó todavía doblada suspirando y jadeante por el buen sexo, posteriormente se incorporó Doña Pita para asearse y seguir con su rutina, pero al llegar casi al final de la sala, Gualterio la tomo por la cintura y la acostó en un sillón y nuevamente le levanto el vestido y jalo hacia un lado la tanga y se la metió sin piedad, Doña Pita le abrazaba con manos y pies, nuevamente gritaban, jadeaban, era un encuentro de dos personas que se entendían y sus cuerpos formaban uno solo, hasta que nuevamente Gualterio se vino, ahhhhh, ahhhhh. Se limpiaron y Gualterio se fue a trabajar y Doña Pita se dio un baño, estaba cansada pero muy satisfecha, se acostó en su cama solo con la bata encima.
Después de un rato entra Gualterio a la casa y le grita, Doña Pitaa, donde está.
Estoy en mi recamara, pasa.
Ya termine, comento Gualterio, que de pronto avanzo hacia la cama y abrió la bata de Doña Pita, el espectáculo era maravilloso, ver a Doña Pita desnuda en su cama, de pronto Gualterio empezó a mamarle los senos y le fue besando el todo el abdomen hasta llegar al monte de venus, en donde ya todo excitado y caliente metió su lengua, en donde la saliva y los fluidos de Doña Pita habían logrado un manantial de placer; Doña Pita se sujetaba de las cobijas debido al gozo que le estaba proporcionando Gualterio, el a su vez se quitaba la ropa y ahora con toda calma la penetro, esto si fue una entrega total sin prisas, sin salvajismo sin poses primitivas y en una cama.
Ambos gozaron de lo lindo y se entregaron con arduo placer, Gualterio se vino como si su verga la hubiera cargado como pluma fuente y Doña Pita quedo atascada de semen y bata y cobijas quedaron manchadas, se vistió con toda calma Gualterio y paso a retirarse cobrando la hechura del piso y con los huevos secos.
Doña pita se quedó recostada y pensativa, acababa de ser infiel por primera vez a Don Rómulo pero realmente no se sentía arrepentida, había gozado mucho con un muchacho joven cargado de energía y muy dentro de su mente pensó habrá otros muchachos en mi camino, no lo se, pero si llega es muy probable que no desperdicie la ocasión…

Leave a Comment

/* ]]> */

Online porn video at mobile phone


tuve relaciones con mi primarelatos erroticosninera pornoxxx sexo con animalesrelatos porno gratisrelatos eroticos gratisporno conanimalesme coji a mi maestraporno escritorelatos eroticos la mama de mi amigosexo de animales con mujereslo mejor de zoofiliarelatos eroticos mi cunadaperros pornorelatos eroticos cuentorelatosrelatos eroticos mexicorelatos eroticos esposasexo con animalecuentos de sexorelatos eroticos pornorelatos eroticos de madurasrelatos eroticos de familiarelatos eroticos analcuentos cachondosmi mujer es una putarelatos eroticos zoofiliarelatos eroticos gayrelatos eroticos borrachasrelatos eroticos con fotosexo en animalesropa para madre e hija igual en mexicoesposa putastu mejor maestracojiendo en el bailetextos eroticoszoofilia con jovencitasrelatos eroticos apuestadonas cojiendocorto relatos eroticossexo heterofollando a mi alumnaporno con mi primarelatos eroticos habladosrelatos eroticos cortosrelatos eroticos habladosrelatos sexysrelatos eroticos con mi tiamonja cogiendohistorias eroticas cortasrelatos eroticos en la escuelaeroticos cancunrelatos de sexo xxxdesvirgando a mi noviahistorias de cornudosnarraciones eroticasrelatos transexualcogiendo a mi alumnaeroticosrelatos eroticos realesgif zoofiliarelatos eroticoasexo con mi primitaporno con mi sirvientaxxx ginecologosrelatos porno infielesrelatos eroticos straponjovenes vergudosrelatos eroticos ilustradosmonja xxxrelatos eroticos pornome follo a mi ninerarelatos eroticos nuevosrelatos eroticos pornosrelatos eroticos mi tiarelatos erotrelatos eroticos incesto gayrelatos eroticos con amigas