Hetero Maduras

Conociendo el placer de la venganza sexual (parte 2)


Al llegar el domingo, mi cerebro logro generar un plan que debía dar los resultados que Yo esperaba, como era costumbre todos los domingos la familia se junta a almorzar en la casa de mis suegros, y casi siempre asiste tío Gustavo y su la tía Clara, y si quería realmente hacer lo que me había juramentado realizar debía comenzar ese mismo domingo, así que me vesti para la ocasión, me coloque la única minifalda que tenía y que solo la usaba en ocasiones muy especiales y una blusa que resaltada mi excelente delantera, Carlos al verme me dijo que estaba guapísima, pero no le molesto en lo absoluto que me vistiera así para ir a la casa de sus padres, de hecho es el siempre me alentaba a colocarme cosas provocativas pero yo nunca le había hecho caso. Cuando llegamos a casa de mis suegros ya todos habían llegado, y al entrar pude sentir las miradas que casi me desvestían mis cuñados, mi suegro, el tío Gustavo y hasta de mi sobrino mayor Hernán hijo de la hermana mayor de Carlos, Sonia este era un adolescente de tan solo 16 años. Nadie realizó ningún comentario solo bastaba con verles las caras para saber que realmente me veía muy bien, y en ese momento comencé a sentir algo que nunca antes había sentido, una excitación exquisita de sentirme deseada por todos los hombre que estaban allí, quizá el morbo de saber que eran parientes míos, o tal vez, el hecho que venía preparada para algo muy distinto que compartir un almuerzo dominical, me senté frente al tío Gustavo y en forma muy disimulada comencé con el juego de cruzar mis piernas, y pude ver en forma inmediata la reacción del tío que no dejaba de mirarme, el espectáculo debía genial, que casi note como mi sobrino, estaba con la boca abierta mirandome, solo ellos dos me podían ver desde la posición en que me encontraba sentada y estaban realmente disfrutando de mis piernas y mi ropa interior, que en forma especial había elegido para esta ocasión eran unas braguitas blancas y no llevaba medias, por lo tanto se veían perfectamente desde donde estaba sentado el tío y mi sobrino, luego nos sentamos a la mesa y el almuerzo fue de lo más normal, después de la sobremesa típica, me dirigí al baño, al volver me dí cuenta que tanto el tío Gustavo como mi sobrino Hernán, no estaban en sentados a la mesa, así que decidí buscarlos, Yo sabía donde se encontrarían, estarían en la sala de juegos practicando billar que es la pasión del tío Gustavo y siempre estaba en compañí deHernán, al entrar a sala los dos se sorprendieron mucho dado que nunca iba allí, me senté frente a ellos y les comente que quería aprender y que en esta ocasión solo me dedicaría a observarlos mientras ellos jugaban, así que le insistí para que continuaran en lo que estaban, de nuevo comencé con mi juego de cruzar las piernas solo que esta vez un poco más descarado que antes, y los dos se ubicaban de manera estratégica para poder observarme mejor, a cada instante sentía que más me agradaba esta nueva sensación que estaba sintiendo, ver como aquellos dos debían estar tan calientes viendome que me estaba poniendo a mil también a mí. Sentí unos pasos por el pasillo y en forma automática termine con el jueguito de las piernas, era Carlos y el resto de los hombres que también venían a jugar, así es que me quede un rato a allí y viendo que ya no podía continuar con mis oscuras intenciones, me dirigí hacia los jardines de la casa, esta estaba ubicada en las afueras de la cuidad, debía tener alrededor de unas 25 hectáreas, detrás de la casa había una plantación de arboles frutales de todas las especies era un bosque magnifico, siempre que podía salía a recorrer esos lindos parajes en una vieja motoneta que había pertenecido a mi suegro, realmente era un paseo fantástico, y estaba pensando en realizar uno cuando siento que el tío Gustavo me llama, y me pregunta si me puede acompañar, excelente pensé lo invito a dar una vuelta en la motoneta, estaremos lejos de los demás y tal ves podre avanzar más en la tarea de seducir al bonachón del tío Gustavo, que ya debía estar bastante caliente con las dos exhibiciones que le había dado anteriormente y que también me tenían con sensaciones que nunca antes había experimentado, en un principio no le agrado mucho la idea pero insistiendo en que no quería ir sola me acompaño al Garaje, donde estaba guardada la motoneta, allí la inspeccione solo haciendo un poco de teatro inclinandome para que el tío pudiera ver más de mi anatomía, en un momento me dí cuenta que estaba tan excitaba con la situación que casi me arrojo a los brazos del tío Gustavo, casi no me reconocía a mi misma, quería hacer el amor con un hombre que no tenia nada de atractivo, pero deseaba que el me hiciera suya en ese mismo lugar, logre ordenar un poca mis ideas e invite al tío Gustavo a subirse detrás mío, en realidad creo que en cualquier otro escenario él no lo habría hecho pero estaba tan caliente conmigo, que termino por subirse, casi no me tocaba, entonces le dije que me abrazará para que no se fuera caer, y al hacerlo pude sentir su bulto en mi trasero, eso me termino por volverme loca, me dirigí hacia lo más lejos que podía de la casa, el tío Gustavo me estaba apretando cada vez más, y yo solo deseaba que pusiera sus manos en mi sexo, y creo que él se estaba dando cuenta de todo, y en ese momento agarro mis pechos y los estrujo, casi perdí el control de la motoneta, pare me baje y tome la cabeza del tío Gustavo y le dí el beso más fuerte que pude, el me respondió, me agarro las nalgas y comenzó masajearlas, luego intrudujo una sus manos bajo mi pequeña minifalda hasta llegar a mi tierno conejo, su mano era una experta en un momento llegue al primero de mis orgasmos, y solo me había besado y hecho el masaje más exquisito que había recibido en mi clítoris, luego me alejo un poco de él, me abrió la blusa y su boca se tragaba en forma alternada cada pezón, era realmente una delicia, eran sensaciones que con Carlos nunca antes había vivido, luego me saco mi braga, y me recostó sobre el césped, y comenzó a bajar desde mis tetas hasta mi coño, y eso fue realmente bueno sentir sus labios chupandome todo, nunca me había imaginado que el tío Gustavo, me pudiera dar tanto placer, luego saco su polla y la introdujo lentamente en mi coño, casi no obstáculo para entrar mi coño este se encontraba encharcado de fluidos, tanto míos como de la saliva del tío Gustavo, él se movía muy bien creo que antes que me mojara tuve mi tercer orgasmo, luego saco su polla de mi coño y me dijo que se la debía limpiar y devolverle el placer que el me había dado cuando se había comido mi coño, ni siquiera lo dude casi como una autómata me lleve su polla a la boca y la chupe como si se tratara del más dulce y rico caramelo, nunca antes había chupado una polla, Carlos varias veces me lo había pedido y siempre me había negado, pero hoy era distinto, realmente estaba disfrutando con la mamada que le estaba dando al tío Gustaba y porsupuesto él también. Luego él retiro mi cabeza de su polla y me hizo colocar en cuatro patas, me abrazó por detrás, y me empezó besar el culo y al pasar su lengua por todo mi ano virgen, y penetrandolo en forma muy sutil me estava volviendo loca de placer, en verdad nunca Carlos me había hecho algo así, a lo mejor tampoco lo hubiera dejado, y estaba gozando como nunca me imagine que podía llegar a gozar, y en un momento sentí que saco esa exquisita lengua de pequeño agujero, y colocaba en el una cosa que no era su lengua, ¡era su polla !, le dije que no quería que me metiera su polla un mi culo, entoces me pregunto si era virgen por ahí, a lo cual tuve que contestar que si, entonces me dijo, querida sobrina no le puedes negar este tremendo placer a tú querido tío que tanto placer te esta entregando, sus palabras casi sonaban como las de un hipnotizador, me quede quieta y lo deje que metiera su polla en mi estrecho y virgen culo, al principio sentí un fuerte dolor pero luego cuando ya estaba dentro y él comenzó con sus movimientos, el dolor se transformo en placer, cuanto había aprendido y gozado en esa tarde dominical con el tío Gustavo, luego que dejo toda su leche un mi culo, nos desplomamos los dos al suelo, había sido un polvo fantástico. No levantamos nos arreglamos y lo único que recuerdo que hablamos fue el comentario del tío Gustavo de si me había gustado lo que habíamos hecho, ante lo cual respondí muy sinceramente que me había encantado, tío Gustavo puso una cara de felicidad que casi desbordaba su gorda cara, me dijo que cuando volveríamos a repetir este magnifico polvo, en ese momento sentí que realmente sí pudiera me iría con él a seguir gozando de sus manos, besos y porsupuesto de su polla, pero poniendo los pies en la tierra le dije que Yo le llamaría, después y casi sin decirmos una palabra más regresamos a la casa, Carlos me estaba esperando para irnos a nuestra casa, no me hizo ningún tipo de comentario y tampoco percibí en él algún indicio de que se hubiera dado cuenta de lo que había pasado en aquel paseo en motoneta con el bonachón del tío Gustavo, cuando llegamos a nuestra casa lo único que quería era dormir, por fin, esa fue la primera noche en esa semana tan larga que pude dormir, realmente esa noche dormí como un bebe. CONTINUARA

Leave a Comment

/* ]]> */

Online porn video at mobile phone


relatos de esposas infielesrelatos erpticossexo con su perrorelatos eroticos de mujereshistorias heroticasrelatos eroticos de la primera vezme coji ami suegracon la mama de mi amigo xxxhistorias candentesrelatos eroticos sobrinarelatos eroticos con viejosporno de mujeres con animalesmonja cogiendohistorias de swingerrelatos eroticos movilpubertos desnudosrelatos eroticos romanticosrelatos eroticos culonarelatos eroticos bisexualesrelatos eroticos narradosporno con mi ninerapubertos desnudosrelatos eroticoistorias xxxsexo en mi casavesinas calientesrelatos doble penetracioncorto relatos eroticosrelatos eroticos hermanitasexo de animalesme folle a mi maestrarelatos eroticos de mujeres madurasrelatos eroticos de 50 sombras de grey 18.30mi primera vez xxxsexo con profesorarelatos cortos xxxsexo bizarrorelatos eroticos de colegialasrelatos gay filialcojiendo con mi alumnarelatos eroticos publicorelatos eroticos tangacojiendo a mi secretariame cogi a mi vecinasexo relatorelatos sexualesporno con nineracompartiendo ami esposarelatos eroticos interracialhistorias de pornofollando ala secretariagif zoofiliarelatos eroticos gratismonjas cojiendorelatos calientesrelatos eroticasrelatos eroticos de la primera vezrelatos eroticos mp3relatos eroticos cortos de incestopubertos desnudosrelatos eroticos romanticosrelatos eroticos madre solterarelatos eroticos de insestonineras cachondasrelatos eroticos primera vezhistorias de incestorelatos eroticos swingerscojiendo a mi maestracojiendo a mi alumnarelatos eroticos cornudosrelatos eroticos mi sobrinitarelatos pornosrelatos eroticos comadresrelatos eroticos lesbicossexo relatos gratisrelatos eroticos por dinerorelatos eroticos de casadascoprofilia xxxsexo con una colegialatextos eroticosrelatos eroticos publicorelatos intimosrelatos eroticos gay sexo sin tabuesrelatos zoofilicosrelatos eroticos dominacionrelatos eroticod